Autor: Albert Cortina

Tecnologías de invisibilidad

Los científicos ya han creado una “capa de invisibilidad”, hecha de un “metamaterial”, que puede desviar la radiación electromagnética (como la luz invisible o las microondas) alrededor de un espacio esférico, haciendo que un objeto dentro de esta región sea invisible.

Los metamateriales son un material artificial que presenta propiedades electromagnéticas inusuales que proceden de la estructura diseñada y no de su composición, es decir, son distintas a las de sus constituyentes.

Sir John Pendry, catedrático de Teoría Física de Estado Sólido en el Imperial College, dedicado a la nanofotónica y “padre de la capa de invisibilidad”, publicó en el año 2006 un estudio en la prestigiosa revista Science titulado “Controlando el campo electromagnético”. En él, utilizaba tecnologías ya existentes para crear un metamaterial capaz de guiar a los fotones y rodear un objeto, haciéndolo invisible.

Recientemente, el matemático Sébastien Guenneau de la Universidad de Liverpool, y Frédéric Zolla y André Nicolet, de la Universidad de Marsella, han demostrado, aplicando un modelo informático especialmente diseñado denominado GETDP, que se puede lograr hacer invisibles objetos a corta distancia, cuando la luz viaja en ondas en lugar de en haces.

Según Guenneu, “si empleamos técnicas ópticas de rayos (donde la luz viaja en haces), los fotones se desajustan a corta distancia y el objeto no resulta invisible. Sin embargo, si estudiamos la luz cuando viaja en ondas, la invisibilidad sí se mantiene”.

Los científicos de la Universidad de Rochester en Nueva York (EEUU) han conseguido que los objetos visibles parezca que desaparecen de nuestra vista como por arte de magia.

Para conseguir esta invisibilidad, a la que han denominado “Capa Rochester” los investigadores utilizaron cuatro lentes estándar que lograron que el objeto esté oculto aunque el observador se mueva a varios grados de distancia de la visual más idónea, lo que supone un gran avance en este sentido.

 

Los metamateriales y las tecnologías de invisibilidad empiezan ya a utilizarse en el ámbito militar para ocultar aviones y submarinos. Todavía es pronto para que puedan desarrollarse capas de invisibilidad para los seres humanos ya que sus movimientos son muy variables y flexibles, de modo que la capa, tal como está diseñada en este momento, no lograría mantener el camuflaje cuando la persona hiciera cualquier movimiento súbito. No obstante, los científicos predicen que la invisibilidad será posible para objetos de cualquier forma y tamaño dentro de la próxima década.

Tecnologías holográficas

Por otro lado, actualmente se están desarrollando proyectos avanzados en tecnologías holográficas. Un ejemplo de empresa que está trabajando a fondo en la implantación comercial de la tecnología holográfica es HYPERVSN.

Cabe destacar que la tecnología 7D Hologram está en un nivel de desarrollo espectacular. Esta tecnología comienza a extenderse principalmente por Dubai, Japón, Corea y algunas zonas de EEUU. La tecnología 7D está avanzando tanto en relación al tamaño de las holografías como a la nitidez y el realismo de las mismas, obteniendo experiencias aptas para parques, museos interactivos, zoológicos virtuales y toda clase de iniciativas que están todavía por llegar. Dichas imágenes normalmente se combinan con efectos de sonido y experiencias olfativas para buscar una inmersión todavía más real con la imagen.

En los Hubs tecnológicos más innovadores se está hablando mucho del 7D y promete ser una de las tecnologías holográficas líderes en el futuro.

Por otro lado, la tecnología MDH Hologram está apostando con mucha fuerza por experiencias holográficas hiper-realistas presentadas en espacios determinados tales como conciertos, conferencias, espectáculos, e incluso se plantea para el ámbito de la enseñanza. Lo que destaca de esta tecnología según afirman sus creadores es que el ojo humano no es capaz de distinguir una de sus holografías frente a un humano de verdad, lo cual la hace especialmente interesante para dichos desarrolladores tecnológicos.

 

Finalmente, no sabemos hasta qué punto la tecnología 5G va a cambiar nuestras vidas, aunque intuimos que de una forma radical y disruptiva. Actualmente podemos observar como la guerra mundial híbrida entre EEUU y China está centrada en la hegemonía sobre dicha tecnología. Los hologramas creados a través de 5G y Realidad Aumentada pueden resultar espectaculares en los próximos años.

Falsos prodigios y Nuevo Orden Mundial

En el año 1994, el periodista de investigación canadiense Serge Monast, publicó dos libros titulados “El proyecto Blue Beam de la NASA” y “El gobierno mundial y el Anticristo”.

 

En ambos trabajos Monast exponía su teoría conspirativa de que la NASA, con ayuda de las Naciones Unidas, estaba intentando implementar una religión global que uniera a todo el planeta, detallando que esta se basaría en un credo de tipo “New Age” con el Anticristo a la cabeza para comenzar, de este modo, un Nuevo Orden Mundial a través de la segunda venida de Cristo simulada mediante tecnología holográfica y otros falsos prodigios.

Dicho proyecto, tildado obviamente de teoría de la conspiración, presuntamente debía realizarse en cuatro etapas, teniendo como resultado final el advenimiento de un gobierno mundial sustentado en una única religión global basada en una especie de Gnosis tecnológica.

El primer paso del citado proyecto consistiria en la generación de terremotos creados de forma artificial. Según Monast, “esta es la primera preparación para el plan sobre la humanidad, porque lo que quieren es derribar, sacudir las creencias de todos los cristianos del planeta. Y para hacer esto necesitan una falsa prueba, supuestamente del pasado, y de ese pasado remoto que probara a hombres y mujeres que sus religiones son falsas”. Con ello se buscaría, según dicho autor, que algunos objetos salieran a la luz entre restos arqueológicos y, de este modo, construir las pruebas de que toda religión habría venido siendo malinterpretada hasta ahora.

 

 

En un segundo paso se trataría, según Monast, de llevar a cabo una escenificación de magnitud gigantesca por la que se proyectarían desde el espacio hologramas sobre los cielos de todo el mundo para que la población creyera que son reales. En cada zona del planeta, la imagen seria de las deidades predominantes según su cultura y tradición espiritual.

 

Estos dioses hablarían al mundo, llevando el mensaje de que las interpretaciones de cada religión eran erróneas, para finalmente proponer la fusión de todos los dioses en la creación de una nueva deidad que, para Serge Monast, sería el Anticristo.

En un paso posterior de “comunicación bidireccional telepática electrónica” se utilizaría, según Monast, una tecnología basada en emisiones de ondas de baja frecuencia que sería capaz de enviar mensajes mentales a todas las personas de forma que el mundo creería que este nuevo dios les estaría hablando directamente a cada uno desde el interior de su propia alma. Algo así como una falsa “iluminación de las conciencias” provocada por dichas tecnologies.

Finalmente, se buscaria producir situaciones paranormales, usando medios electrónicos. La intención sería materializar físicamente espectros, poltergeists y otros entes malignos para que las personas entrasen en un desorden psicológico permanente provocado por ondas electromagnéticas.

De este modo, el caos podría ser inimaginable. En esa situación, la misma población demandaría que se creara un gobierno global para dar fin a las situaciones de conflicto, guerras entre las naciones, colapso financiero, etc. Ese sería el momento en el que se implantaría el Nuevo Orden Mundial y se produciría la manifestación pública del Anticristo.

Conocimiento profético y manifestaciones sobrenaturales

Desde una cosmovisión cristiana, son varias las profecías contenidas en la Biblia que advierten que habrá engaños extremadamente poderosos y generalizados en los últimos tiempos antes de que Jesucristo / Yashua regrese en su segunda venida de forma gloriosa, de acuerdo a su plan de Salvación para la humanidad.

Jesús mismo advirtió en Mateo, 24-11 y 23-27 que los últimos días incluirían engaños tan poderosos que “si fuera posible, engañarán a los mismos elegidos”. No obstante, no parece que los cristianos del presente siglo XXI tomen estas advertencias lo suficientemente en serio.

 

Por ejemplo, II Tesalonicenses 2, 1-11 es una profecía sobre los engaños y poderes de un inicuo que vendrá a la escena mundial antes del regreso de Jesucristo. A este Malvado también se le denomina el Hijo de la Perdición, y sus poderes engañosos harán que muchos “se alejen” de las verdades bíblicas”. Este Maligno (llamado el Anticristo en el libro del Apocalipsis) se “exaltará a sí mismo por encima de todo lo que se llama Dios”, por lo que debemos esperar que este personaje futuro declare que de alguna manera está por encima de todas las religiones en la tierra gracias a la intervención de un convincente y poderoso Falso Profeta.

Los textos bíblicos incluso afirman que “se sentará en el Templo de Dios mostrándose a sí mismo que él es Dios”.

Obviamente esta persona impía, que forma parte del “misterio de la iniquidad”, parecería simplemente un megalómano trastornado a menos que realmente pudiera hacer prodigios y maravillas que convenciesen a las masas de que él es Dios. II Tesalonicenses 2, 9 predice que este inicuo tendrá su propia “venida” justo antes de la auténtica “venida” (en griego: “parusía”) de Jesucristo, y que la venida del inicuo será “después de la obra de Satanás, con todo el poder, las señales y las maravillas mentirosas”.

Este lenguaje bíblico difícil de comprender para nosotros, hombres y mujeres del siglo XXI, indica que, si bien algunos de los actos realizados por este ser Malvado serán milagros literales energizados por las fuerzas satánicas (tal como los sacerdotes egipcios Janes y Jambres hicieron algunos milagros por los poderes de Satanás delante del faraón en tiempos de Moisés y Aarón, II Timoteo 3, 8), otros serán “falsos prodigios” tal vez utilizando los “efectos mágicos” de las tecnologías.

En otras palabras, esas “maravillas” serán falsificadas a través de los conocimientos de alta tecnología que las masas interpretarán como milagros.

Actualmente sabemos algo más acerca de algunos de los desarrollos secretos de alta tecnología que  se están implementando y que podrían cumplir literalmente la profecía sobre los “falsos prodigios” que engañarán a las masas. Algunos de esos prodigios “mágicos” podrían estar relacionados con los avances en las tecnologías de la invisibilidad y las tecnologías holográficas.

Los falsos milagros podrían pues simularse mediante la manipulación científica de la luz, las ondas acústicas o las olas del agua para que los “falsos prodigios” pudieran involucrar cosas vistas, oídas o visibles en las acciones del aire, de la tierra y del agua.

Una de dichas falsas manifestaciones sobrenaturales podría simular el regreso de Jesucristo haciendo que una figura “aparezca” de la nada cuando, de hecho, la persona simplemente podría salir de una capa de invisibilidad de algún tipo.

Cuando los humanos puedan tecnológicamente ser “encubiertos”, podrían ser pasados por “ángeles” o falsas “apariciones marianas” dando mensajes a personas crédulas que no se darían cuenta de que los mensajeros serian simplemente humanos usando un truco de alta tecnología. La confusión sería máxima entre los creyentes y las personas interesadas en los aspectos sobrenaturales y espirituales de la condición humana y del Cosmos.

En Mateo 24, 26 se advierte que aparecerán “falsos Cristos” en el desierto, en las nubes o en cámaras secretas, donde los dispositivos de alta tecnología podrán simular “milagros” en entornos controlados y donde las masas podrán verlos en la televisión o en cámaras web en directo.

Para los cristianos incrédulos sobre estas revelaciones proféticas cabria preguntarse entonces: ¿Por qué Jesús ofreció en los textos bíblicos esta advertencia específica? ¿Quería mostrar a los seres humanos que en el final de los tiempos este tipo de engaños ocurrirían literalmente?

Si las ondas acústicas también pueden manipularse, el truco de alta tecnología podría hacer que las “voces” se proyectasen o redirigiesen de tal manera que los oyentes incrédulos pensarían que son realmente “voces del cielo”.

Por otro lado, ¿cómo no pensar que se pueden llegar a manipular tecnológicamente también las fuerzas electromagnéticas de la Tierra? Todas estas tecnologías no solo pueden usarse para simular “milagros” sino que también tienen muchas aplicaciones militares.

Poco sabemos de lo que realmente se estaría desarrollando (o lo que ya se habría desplegado) en cuanto al armamento y a los dispositivos de alta tecnología que se colocarían a disposición engañosa del Anticristo cuando este personaje apareciese en el escenario mundial, según las Sagradas Escrituras. No obstante, sabemos que algunas de esas nuevas armas tecnológicas ya se estan desarrollando en el inicio del Nuevo Orden Mundial que se esta configurando en este siglo XXI.

Así pues, desde la escatología cristiana aquellos que no estén firmemente fundamentados en las profecías bíblicas serán engañados rápidamente al pensar que el Anticristo y el Falso Profeta estaran realizando “milagros” y que esos prodigios deben “ser de Dios”.

Sin embargo, según las revelaciones públicas y privadas, Dios también se volverá muy activo durante la parte final de los últimos tiempos de esa era de la historia de la Salvación. En efecto, en Apocalipsis 11 se profetiza que Dios dará poder a dos profetas -llamados los “Dos Testigos”- que realizarán muchos milagros reales en esos tiempos y que sus poderes abundaran en un mundo impenitente durante su ministerio de tres años y medio, en el periodo más álgido de la llamada “Gran Tribulación”.

El conocimiento profético, desde una cosmovisión cristiana,  deja claro que los poderes divinos y satánicos se mostrarán abiertamente a un mundo aturdido al final de los tiempos. La mayoría serán engañados.

Ya hemos señalado como en pleno siglo XXI se podrían realizar tecnológicamente esos “falsos prodigios” anunciados en los textos bíblicos.

Si bien las tecnologías nos pueden ayudar muchísimo en la relación Ciencia y Espiritualidad, cabe estar muy atentos a las posibles manipulaciones pseudo-místicas por parte de un biopoder global y totalitario.

En este sentido, la esperanza cristiana no esta puesta en las tecnologías disruptivas, ni en una gnosis actualizada, ni en los prodigios mágicos producidos por fuerzas sobrenaturales oscuras,  sino en los dones del Espíritu Santo que son ofrecidos gratuitamente para que los seres humanos de todos los tiempos puedan aproximarse al conocimiento del misterio de un Dios que es Amor.

Los cristianos saben que a través de un nuevo Pentecostés dicho espíritu de amor  y de misericordia iluminará todas las conciencias de los habitantes del planeta en esos tiempos anunciados por los antiguos profetas, para que de este modo, todos los hombres y mujeres de buena voluntad puedan reconocer de forma inequívoca a Jesús, su verdadero Salvador.

ALBERT CORTINA. Abogado y urbanista
Director del Estudio DTUM
Barcelona, 12 de abril de 2020

PARA SABER MÁS:

VÍDEO: The Rochester Digital Cloak: A New Age of Invisibility

VÍDEO: Tecnología MDH Hologram

VÍDEO: SK Telecom Uses 5G AR to Bring Fire-Breathing Dragon to Baseball Park

VÍDEO: Concierto ofrecido por holograma de una cantante generado por computadora.

VÍDEO: María Callas en concierto (Hologram Tour)

VÍDEO: Recibimiento del año 2020 en Asia.

_________________________________________________________________________

Pubblicazione gratuita di libera circolazione. Gli Autori non sono soggetti a compensi per le loro opere. Se per errore qualche testo o immagine fosse pubblicato in via inappropriata chiediamo agli Autori di segnalarci il fatto è provvederemo alla sua cancellazione dal sito

SHARE
Previous articleTerzo Atto contro il Coronavirus – Pasqua 2020
Next articleUn Concorso aperto e libero: arte per la vita in tempi di Coronavirus
(Barcelona, 1961) es abogado y urbanista. Impulsa un HUMANISMO AVANZADO para una sociedad donde las tecnologías exponenciales estén al servicio de las personas y de la vida, y no al revés. En este sentido, promueve la integración entre ciencia, ética y espiritualidad. Cree que conectar el cerebro con el corazón es un magnífico camino a recorrer. A partir de esa cosmovisión, se dedica a capacitar a las personas mediante la INTEGRACIÓN de la responsabilidad tecnológica, ambiental y social, desde los principios y valores de una ÉTICA UNIVERSAL aplicada a los desafíos del futuro y a la innovación para el desarrollo sostenible. Su principal vocación es ser mediador, facilitador, tender puentes y gestionar de forma integrada ideas, valores y proyectos a favor del BIEN COMÚN. Como director del Estudio DTUM (acrónimo de Derecho, Territorio, Urbanismo y Medio Ambiente), se dedica desde hace más de veinticinco años a la ordenación de la ciudad y del territorio, a la preservación de los espacios naturales, a la custodia de la biosfera y a la intervención y gestión del paisaje. Es consultor en inteligencia ambiental y en ecología integral. Imparte docencia y realiza investigación sobre ética aplicada al urbanismo y a la ordenación del territorio en la Universidad Autónoma de Barcelona, en la Universidad Politécnica de Cataluña y en otras universidades y centros de investigación. Personalmente cree que la trascendencia nos configura como seres humanos y por eso cultiva su interioridad y su inteligencia espiritual mediante la conversión del corazón. Actualmente focaliza su atención en la preservación de la CONDICIÓN HUMANA, desde una antropología que priorice el desarrollo integral de la persona, con el objetivo de capacitarnos para esta sociedad biotecnológica y para la revolución de la inteligencia artificial. Coautor y coordinador, junto con el científico Miguel Ángel Serra, de la trilogía de libros ¿HUMANOS O POSTHUMANOS? Singularidad tecnológica y mejoramiento humano (Fragmenta, 2015), HUMANIDAD∞. Desafíos éticos de las tecnologías emergentes (EIUNSA, 2016) y SINGULARES. Ética de las tecnologías emergentes en personas con diversidad funcional (EIUNSA, 2016). Es también autor del libro HUMANISMO AVANZADO para una sociedad biotecnológica (Teconté, 2017).

LEAVE A REPLY